Comunicación intercultural

Hace unos días me invitaron a dar una sesión en el Máster en Comunicación Intercultural y Empresarial entre China y Europa de la Universidad Rey Juan Carlos. Mi clase formaba parte de la asignatura Periodismo intercultural en el siglo XXI. Estuvimos cerca de cuatro horas hablando y debatiendo sobre conceptos relacionados con el periodismo de datos, como son la transparencia, los lobbies, las leyes de acceso a la información pública, la protección de las fuentes informativas o la corrupción.

Más allá del contenido de la sesión, que fue un resumen muy condensado de la asignatura Periodismo de Investigación. Legalidad y Transparencia que imparto en el Máster en Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Internacional de La Rioja, me quedo con el aprendizaje que supuso para mí volver a dar clases presenciales (no online) y, además, a un alumnado extranjero en su mayoría (de China) y con un conocimiento muy básico de nuestro idioma. Extraigo cuatro enseñanzas:

  • El debate no siempre es posible: yo había preparado una sesión muy participativa, teniendo en cuenta que habría más de cincuenta estudiantes. Al ser una clase de tres horas y media, la dividí en tres bloques con descansos entre medias y con dos o tres debates por bloque. Sin embargo, la realidad me dio una bofetada: los estudiantes no querían hablar por timidez y por desconocimiento del idioma y cuando les pedía que lo hiciesen directamente, solo contestaban con monosílabos. Sientes mucha frustración y te toca improvisar.
  • A falta de debate, ensayo individual: como la mayoría de los estudiantes no quería hablar (había tres españoles que sí que lo hacían pero no podía debatir solo con ellos y dejar al resto al margen), decidí que volcasen sus reflexiones en un ensayo individual breve. Esto les pilló desprevenidos y no les gustó, la verdad, pero ante su falta de participación en los debates, entendieron que era la única forma de que yo pudiese saber qué pensaban sobre lo que les estaba explicando.
  • El vídeo subtitulado como soporte salvavidas: en el tercer bloque había previsto incluir un fragmento de un vídeo estupendo de una charla TED de Marta Peirano sobre la vigilancia online. Como tenía subtítulos en castellano, todos parecieron entender muy bien el contenido e incluso tomaron notas mientras lo veían. Al terminar y hacer yo una síntesis de lo expuesto por Marta, todos asintieron y parecieron asimilar perfectamente de lo que estaba hablando.
  • Caminar, caminar y caminar: cuando vas a impartir una sesión a más de cincuenta personas, si no quieres que desconecten, tienes que estar cerca de ellos, en sentido metafórico y literal. Por eso, no dejé de caminar y de acercarme a todos ellos durante la sesión, de mirarles a los ojos para ver si me estaban entendiendo o no. Si te sientas en la silla del profesor y sueltas tu monólogo, pierdes a la mayoría de la clase.
descarga

Program.AR

Anuncios
Etiquetado , , ,
Anuncios